web analytics
¡Diviértete en la media parte!

Alan Dzagoev

Ya sabemos que en Rusia las cosas funcionan de diferente forma… y más aún si se trata de derbis. Que un oponente te toca un poco las narices? Pues hostiazo y ya está, más feliz que un perro con dos colas. Esto ocurrió en el partido entre el CSKA Moscow y el Dynamo Moscow.