web analytics
¡Diviértete en la media parte!

Muchas parejas quieren tener hijos y, por algún tipo de problema en el proceso reproductivo, no pueden tenerlos de forma natural. Por suerte, la tecnología y la biologia como ciencia han avanzado muchísimo en los últimos años y no sólo existen técnicas de inseminación artificial sino que existe la opción de la fecundación la Fertilización in vitro.

Nos podemos perder fácilmente entre estas nuevas técnicas y procedimiento así que vamos a intentar explicar de qué se trata y esperamos que os sirva de ayuda.

La fertilización in vitro se puede realizar con semen de la pareja o de un donante. Según los expertos, este procedimiento con el semen de la pareja se recomienda cuando no ha sido posible la inseminación artificial en tratamientos anteriores, cuando la mujer no tiene trompas o hay alguna lesión en ellas (que son esenciales para la fecundación natural o artificial), cuando la mujer tiene endometriosis o un número muy reducido de ovocitos (en palabras más comunes, un óvulo inmaduro o célula huevo).

El proceso tiene sus pasos. El primero es la estimulación ovárica, que son una serie de inyecciones para que la mujer produzca más ovocitos y, por consecuencia, más óvulos.
El segundo es el de punción y laboratorio: después de unas ecografías, se administran unas hormonas para que los ovocitos maduren, de forma similar a como tiene lugar en el ciclo natural.
El tercer paso es la fecundación de óvulos. Cuando estos ovocitos han madurado, se procede a inseminarlos con el esperma de la pareja.
El cuarto paso es el Cultivo embrionario en el laboratorio y es donde los embriones resultantes tras la fecundación de los óvulos son observados en el laboratorio y se van descartando aquellos que no sean óptimos.
El quinto paso es el Transfer y consiste en la introducción de los mejores embriones dentro del útero materno y es un proceso que se realiza en quirófano pero es rápido e indoloro.
El último paso y que se hace por previsión es la vitrificación de embriones restantes por si el proceso no resulta, no volver a tener que pasar por el proceso de estimulación ovárica.

En este vídeo veréis un resumen del proceso:

Espero que os haya quedado claro y que si estáis en una situación similar sepáis que tenéis muchas opciones para conseguir ser padres. Con esta técnica hay un 90% de casos de éxito así que creo que merece la pena probarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *