web analytics
¡Diviértete en la media parte!

admin

De Argentina al mundo, pasó por países como China, Serbia y Bangladesh

Hernán Barcos es un futbolista que a lo largo de su trayectoria ha formado parte de clubes que no están en el radar de las grandes ligas y que despiertan curiosidad por saber cómo son y qué torneos disputan, ya que resultan verdaderamente exóticos.

A lo largo de su carrera, el jugador argentino logró vestir la camiseta de nada menos que 18 clubes. Entre ellos, figuran algunos realmente desconocidos para el mapa futbolero mundial (y mucho más para Occidente). Fue así que el avión lo ha llevado a destinos exóticos: China, Serbia, Bangladesh. Aquí, un repaso de las plantillas que integró en esos países.  

El recorrido de este delantero tiene varios datos curiosos. Ha pasado por tantos equipos, que en algunos llegó a jugar muy poco tiempo, como en Bashundhara Kings, en donde disputó tan solo un partido pero metió nada menos que cuatro goles. Aquí  un repaso cronológico:

El primer plantel al que arribó y que resultara algo más extraño es Estrella Roja, en Serbia. Quizá lo que es más exótico aquí es el país, ya que para el futbolero con memoria, el conjunto conocido en algún momento como Red Star supo tener días de gloria. En 1991 se convirtió en el rey de Europa al ganar la Champions League, pero después de aquel momento estelar no volvió a brillar en el plano internacional, aunque siempre lo hizo a nivel nacional, consagrándose en infinidad de oportunidades en competencias locales.

Lo cierto es que allí Hernán Barcos disputó 16 partidos en la temporada 2007/08, en los que marcó dos goles y se dio el lujo de jugar la UEFA Champions League y la UEFA Europa League. Estuvo poco más de un año en la institución serbia hasta que finalizó su préstamo y retornó a su Racing Club natal, en Argentina.

La siguiente parada fue el SH Shenhua, de China, un país que en ese momento no contaba con una infraestructura futbolística tan desarrollada como hoy en día. En aquel entonces, la plantilla oriental incorporaba al argentino por 1 millón de euros para la temporada 2008/09, en la que no le fue nada mal porque finalizó cuarto en la tabla de posiciones (su mejor ubicación en años). El ex Estrella Roja hizo seis goles en 20 partidos.

Lo que él no sabía es que, meses después, estaría jugando en ese mismo país pero con otra camiseta, el SZ Ruby, también de la primera división china, que lo contrató a préstamo. Allí no tuvo demasiada repercusión, aunque tampoco se fue con las manos vacías. En pocos meses alcanzó a jugar cuatro partidos y anotar tres veces.

Luego de volver a la Argentina y de recorrer el continente latinoamericano, la carrera de Hernán Barcos lo envió nuevamente a China, pero esta vez para ser el delantero de Tianjin Teda, un club también de la máxima categoría asiática pero que no ha obtenido grandes logros en su historia. Sin embargo, al goleador le sentó bien, ya que logró marcar en 14 oportunidades, siendo el quinto equipo en el que más veces anotó. Otro dato curioso es que en el Teda completó 10 asistencias, una de las marcas más altas en su carrera en ese rubro.

Para finalizar la exótica trayectoria del argentino, la última estación es el mencionado Bashundhara Kings, de la Primera División de Bangladesh, en donde tuvo un paso demasiado fugaz y llamativo. Allí consiguió meter más goles que en varios otros equipos, pero lo particular es que jugó un solo partido. En ese encuentro, marcó nada menos que cuatro veces. Hernán Barcos, el curioso hombre récord.

El fútbol es uno de los deportes con más aficionados del mundo, y no solo en lo relacionado con ver los partidos desde el sofá o desde la grada, sino que también hay millones de personas que practican este deporte desde niños en clubes de futbol amateur o profesionales. Como sabréis, en estos clubes es muy necesaria la figura del entrenador, que en la actualidad ha pasado de ser una afición o un trabajo extra, a un trabajo a tiempo completo, en especial si el club es una escuela de fútbol con intención de formar a los jugadores a un nivel competitivo o un club profesional.

Requisitos para ser entrenador de fútbol

Si tu sueño es convertirte en entrenador o entrenadora de fútbol y poder dedicarte a ello de manera parcial o total y así poder ganarte la vida con ello, este artículo te va a interesar, ya que te vamos a contar los Requisitos para ser entrenador de futbol, así que muy atentos y atentas.

REQUISITOS PREVIOS

Los requisitos previos e imprescindibles para ser entrenador de fútbol son dos: ser mayor de 18 años y tener el certificado de Graduado Escolar o el Título de Graduado de Educación Secundaria (ESO).

REQUISITOS ESPECÍFICOS

Si eres mayor de edad y tienes el graduado escolar o el de la ESO, el siguiente requisito es disponer de un diploma de entrenador de fútbol y hay tres niveles: básico, avanzado y profesional. Ahora vamos a ver los requisitos específicos para cada uno de estos diplomas.

Diploma Básico de Entrenador de Fútbol o de Fútbol Sala

Además de ser mayor de edad, no se deben de haber cumplido todavía los 60 años al comienzo de curso. Por otro lado, se tienen que superar las pruebas de aptitud técnica y física y, acreditar mediante un certificado médico, que se es apto para practicar deporte. También se debe demostrar los conocimientos básicos deportivos y aprobar el curso básico para ser entrenador de fútbol o fútbol sala con la fase teórica presencial y el de formación práctica. Este curso consta de 455 horas lectivas con el que se puede ser entrenador de Fútbol Base o Técnico Deportivo Elemental y permite entrenar a juveniles y categorías inferiores de cualquier sexo.

Diploma Avanzado de Entrenador de Fútbol o Fútbol Sala

Los requisitos para obtener el diploma avanzado de entrenador son todos los mencionados anteriormente, además de estar en posesión del Diploma Básico de nivel 1 y haber realizado las funciones durante al menos un año. También se debe aprobar el curso avanzado o de nivel 2, que consta de 565 horas lectivas y con él se puede ser Entrenador territorial o Técnico Deportivo Base. Este diploma permite entrenar a cualquier selección territorial, 3ª División y categorías inferiores.

Diploma Profesional de Entrenador de Fútbol o Fútbol Sala

Los requisitos para ser entrenador profesional de fútbol es tener el diploma avanzado de entrenador de fútbol y haber desempeñado sus funciones durante una temporada. Además, se tiene que superar el examen de acceso al Curso Profesional de Entrenador de Fútbol o Fútbol Sala. Después, hay que aprobar el correspondiente curso de nivel profesional o nivel 3, que consta de 875 horas lectivas, con las que se obtiene el título de Entrenador Nacional o Técnico Deportivo Superior. Con este diploma se puede entrenar a cualquier equipo que pertenezca a una federación y selecciones.

Esperamos que esta información haya sido de tu interés y que te queden claros los requisitos para ser entrenador de fútbol a distintos niveles, desde fútbol base hasta fútbol profesional. ¡Mucho ánimo!

El debate sobre la situación de los gimnasios ante el Coronavirus parece no tener fin y los expertos no se ponen de acuerdo en si son un espacio de riesgo de contagio o no.

Gimnasios Coronavirus

A pesar del brote surgido en un gimnasio de Arteixo en agosto de 2020, el Tribunal Supremo de Justicia desestimó la prohibición de la apertura de gimnasios en Barcelona y 12 locales más por parte de la Generalitat y, hoy en día, los gimnasios siguen abiertos con un protocolo de higiene estricto.

Desde luego, como espacio cerrado y concurrido por mucha gente, donde se comparte el uso de aparatos y maquinaria y la ventilación suele ser artificial, no está exento de riesgo, pero si se siguen los protocolos establecidos, no tienen por qué ser un foco de contagios. A continuación, vamos a repasar estas medidas presentes en la mayoría de gimnasios españoles.

Aforo reducido

La primera medida es que hay un aforo reducido, tanto en el gimnasio en general, como en las clases dirigidas, como pueden ser las clases de aerobic o las clases de spinning, con distancia de seguridad entre los participantes. En el caso de las clases dirigidas, en la mayoría de gimnasios se realizan reservas o cita previa para asegurar esta medida.

Con este aforo reducido se intenta evitar que haya espacios demasiado concurridos donde no se pueda mantener la distancia de entre 1,5 y 2 metros y, por lo tanto, se minimice el riesgo de contagio.

Limpieza de máquinas entre uso y uso

En el caso de las máquinas que se comparten en los gimnasios, como pueden ser las elípticas, las bicicletas estáticas, las máquinas de remo o las máquinas de pesas, una de las medidas más importantes es limpiarlas con el líquido o gel hidroalcohílico y el papel facilitado por el gimnasio después de su uso para que no quede el sudor depositado en ellas, y poner hincapié en la zona de contacto de las manos.

Uso de mascarillas

El uso de mascarillas en el gimnasio en un principio es obligatorio siempre que no se esté realizando una actividad física. En según qué comunidades y en qué gimnasios, es obligatorio su uso en la zona de peso libre, mientras que en el ejercicio aeróbico no lo es, pero en algunas comunidades como Galicia es obligatorio su uso en todo momento.

Control de temperatura

No es una medida obligatoria en todos los gimnasios de todas las comunidades, pero hay salas de fitness en las que han decidido realizar un control de temperatura a todos sus usuarios antes de acceder a las instalaciones para verificar que no entre nadie con el síntoma de la fiebre.

Ventilación con filtros HEPA

Como hemos mencionado, al tratarse de lugares cerrados con ventilación artificial, es un lugar que puede entrañar riesgos. Es por eso que otra de las medidas que han tomado los gimnasios es instalar sistemas de reciclado del aire en los aparatos de ventilación donde el aire pase por filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) antes de ser impulsados de nuevo al ambiente y, así, reducir riesgos en la potencial difusión del virus a través de estos aparatos.

En definitiva, aunque los gimnasios no son un lugar de “riesgo cero”, como no lo es prácticamente ningún lugar hoy en día, si se cumplen las medidas de seguridad y los protocolos de higiene, no tiene por qué ser un lugar especialmente peligroso.