web analytics
¡Diviértete en la media parte!

Expulsiones graciosas

Hay pocas cosas que impacten más y calienten más un partido de fútbol que el hecho de que a un jugador le saquen roja directa. Es un momento de alta tensión que puede cambiar el rumbo del juego. Normalmente son entradas muy fuertes que claman al cielo, pero hay otras en donde la actuación del jugador caído es de premio Óscar a la mejor actor de reparto (xD), otras muy ridículas, otras muy curiosas  y otras muy divertidas. Vamos a echar un vistazo a las 10 tarjetas rojas más divertidas de la historia del fútbol, así que atentos, que viene drama, fantasmas y risas.

Las 10 tarjetas rojas más divertidas: El vídeo

 Nº10: El caído de boca

No pasa nada, que te puedes tropezar tú solo, caerte de boca y hacer la performance de tu vida quedándote en el suelo por si cuela, simulando que el que llevaba la pelota te ha tirado y te ha dejado abatido… puede volverse loco el árbitro, sacarle la segunda amarilla y expulsarle. La cara de no entender nada que se le queda al expulsado es tremenda.

Nº9: Rabieta y patada fail

Si es que cuando te expulsan sin razón, lo primero que te viene a la cabeza es un: “Ahora me vas a expulsar, pero con razón”. El problema viene cuando esa razón es una patada al árbitro por detrás, pero en vez de una persona es un soldado de plomo y ni se inmuta… y al final te tienen que sacar del campo en brazos como a un niño. Pringao…

Nº8: Roja por lanzar a un perro por los aires (esta no hace gracia)

Como animalista que soy, debo decir que esta no me ha hecho ninguna gracia y que es la tarjeta roja más merecida de la historia. ¿Se cuela un perro en el campo y no tiene otra cosa que cogerlo del cuello y lanzarlo por los aires? Venga, vamos, chaval, ¡del campo a reinserción social y a trabajar de voluntario en un refugio canino unos meses!

Nº7: Robo de tarjeta roja y árbitro expulsado

Por favor, que nunca pare el ingenio, la picaresca, la burla, el escarnio… al árbitro se le cae la tarjeta roja durante un tumulto, un jugador la recoge y se la muestra al árbitro, señalando fuera del campo en plan “Te expulso yo a ti”. Tremendos cuajo para hacer eso, jaja. Le expulsan y se va con un gesto de “Hasta luego, Mari Carmen”.

Nº6: El cabezazo de Zidane

Por favor, entre las tarjetas rojas más increíbles de la historia del fútbol y divertida por rara e incomprensible, no podía faltar el cabezazo de Zidane en el pecho a Materazzi en la final del Mundial 2006. Jamás la olvidaremos.

Nº5: El codazo fantasma

A ver, puede ser que la intención del jugador portugués no fuese buena porque todo tiende a apuntar que quería darle un codazo en la espalda al croata, ¿pero cómo lo pudo intuir para simular el codazo y caída? Solo queda pensar que fue un codazo fantasma.

Nº4: Espera, ¿no soy el portero?

La única explicación que le podemos encontrar a esta tarjeta roja en la que el jugador agarra el balón con las manos para dar un pase posteriormente es que, normalmente, juegue de portero y el pobre se haya confundido. La cruzada de cables es monumental…

Nº3: Balonazo en la pierna, dolor en la cara

Todo el mundo sabe que hay partes del cuerpo que están conectadas mediante nervios, así que no es de extrañar que te den un balonazo en la rodilla, pero sientas el dolor en la cara y caigas abatido… o eso, o eres un cuentista de primera.

Nº2: El expulsado más dolorido del mundo

No sabemos lo que ha hecho porque no sale en el vídeo, pero la reacción del jugador expulsado es de las más dramáticas jamás vista, sale corriendo del campo como la persona más desgraciada del mundo. Corre, Forrest…

Nº1: La sonrisa de Ronaldinho

Y como número 1 el genio Ronaldinho, que tampoco sabemos lo que ha hecho, pero que a diferencia del anterior, sabe tomarse las rojas a risa y muestra la mejor de sus sonrisas. Ojalá se hubiese ido al vestuario bailando una samba…

Hasta aquí las 10 tarjetas rojas más divertidas, curiosas o inolvidables de la historia del fútbol. ¿Cuál os ha gustado más? ¿Recordáis alguna otra gloriosa? ¡Esperamos vuestros comentarios!