web analytics
¡Diviértete en la media parte!
Sí, porque en el sucio mundo del fútbol, lleno de rivalidad, envidias, poder y dinero aún quedan cosas bonitas, como Didier Drogba abrazando a su ex entrenador, Mourinho, después de un encuentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *