web analytics
¡Diviértete en la media parte!
Ya lo tenías, habías fingido un penalti y lo habían pitado. La estatuilla al mejor actor la tenías en el bolsillo. Entonces, empieza a comerte el remordimiento por dentro y acabas lanzando el penalti más vertical del mundo, tanto, que por poco vuelve a caer la pelota a tus pies. Vittorio Esposito no tiene el pie torcido, tan solo es buen tipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *