web analytics
¡Diviértete en la media parte!
Ya lo tenías, habías fingido un penalti y lo habían pitado. La estatuilla al mejor actor la tenías en el bolsillo. Entonces, empieza a comerte el remordimiento por dentro y acabas lanzando el penalti más vertical del mundo, tanto, que por poco vuelve a caer la pelota a tus pies. Vittorio Esposito no tiene el pie torcido, tan solo es buen tipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.