web analytics
¡Diviértete en la media parte!

Fallar

Puede ser casualidad o no, pero Eden Hazard, que había sido sustituido unos minutos antes, fue pillado riéndose con su colega en el banquillo después de que Diego Costa, DE SU MISMO EQUIPO, fallase un penalti. Es un gesto feo.

Ocurrió en la liga sueca, en el encuentro entre el Sundsvall y el Orebro. Eidhur Sigurbjörnsson no llevó nada bien lo de fallar el gol y de la rabia y de la frustración que sintió, dio un salto colosal y le dio un cabezazo al larguero superior de la portería. ¡Para el próximo te reto a que le des a uno de los focos que iluminan el estadio!